15/11/12

Comer flores

Són fotos del otoño pasado. Todas las mañanas (bien temprano) recogía entre 9 y 10 flores de mis plantas de calabaza.

Se les corta el tallo, las hojas verdes y vaciamos el interior (estambres, pistilos y todo eso que nos enseñaron en el cole). Se lavan bien y ya están listas para usar en ensaladas (troceadas muy pequeñito), para aromatizar cremas o sopas, para secarlas y luego usar en las infusiones o para cocinarlas de mil maneras.

Esta vez, las rellené de queso de cabra.

Luego las rebocé en tempura y las freí en abundante aceite hasta que estuvieron doradas y crujientes.

Las serví acompañadas de salsa de frambuesa. Rico y diferente :)

3 comentarios:

DeJeBu (Je) dijo...

uffff.... rellenas de queso, madre como debe de estar eso!!!! yo solo las he probado rebosadas y fritas,mmmmm.... pero tu idea de rellenarlas me gusta y muuuchoooo!!!

Besitos

El Palacio de Martín dijo...

Que curioso, no sabía que se comían, seguro que tienen un sabor muy bueno.
Un besazo

Óscar Urbano dijo...

Fiori di Zuccha creo que se llamaban Isa y acompañaron una de las mejores pizzas que he probado en mi vida en el Trastévere ;)


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Creative Commons License