12/4/12

Cabeza de nido

Recogí a esta tórtola de la calle después de una fuerte tormenta. Era pequeña y no debió aguantar tanta agua y el fuerte viento. Estaba en la puerta de un supermercado llena de barro y no volaba.
Tras unas semanas en casa, calentita y comiendo mucho mucho, se puso fuerte y comenzó a volar con ganas por el comedor, por el pasillo...así que, ayer la dejé marchar en un parque que hay al lado de casa.
Ahora podrá volver a posarse en árboles de verdad y no en mi cabeza :)

6 comentarios:

camino roque dijo...

gracias

SaMtRoNiKa dijo...

que historia más triste (al menos al principio) y gracias a ti con final más que feliz :)

la foto es preciosa a más no poder.

saludos!

El Palacio de Martín dijo...

Pero que corazón tienes, estoy segura de que te estará eternamente agradecida, aunque sea un animalito, sin ti no hubiera sobrevivido.
Un besazo.

arorua dijo...

me alegro que al final la tortola se recuperará del todo
un abrazo!

Tomàs Gabriel dijo...

Felicidades! Reducir penas son los heroismos de hoy. Gran corzazón.
Tomàs

Rubén Opazo dijo...

Tienes una cabeza hermosa Issa, en todos los posibles sentidos.
Te sigo.


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Creative Commons License